Ir a contenido

Filtros

Protector solar natural corporal

A diferencia de los protectores solares químicos, los protectores solares físicos o minerales usan ingredientes activos de origen natural para ofrecer protección frente a la radiación ultravioleta. Concretamente utilizan óxido de zinc y/o dióxido de titanio. Estos activos actúan bloqueando la radiación ultravioleta de nuestra piel, como si de un escudo se tratara y no permiten su absorción. Gracias a este funcionamiento, no es necesario su aplicación un tiempo antes de la exposición solar, ya que comienza a actuar de inmediato.

El dióxido de titanio protege frente a la radiación UVB y parcialmente frente a la UVA. El óxido de zinc ofrece protección de amplio espectro tanto de rayos UVB, como de rayos UVA.

Con las evidencias que disponemos en la actualidad, los filtros solares más seguros y efectivos para las personas son los filtros físicos o minerales con óxido de zinc o dióxido de titanio sin nanopartículas.  Además, éstos (los filtros físicos no nano) también están considerados más seguros que cualquier otro filtro solar para la preservación de los arrecifes de coral y de la vida marina.

Todos los que escogemos un protector solar natural, lo hacemos por nuestras propias razones. Estas suelen ser algunas de las más populares:

  • Menos exposición a químicos sintéticos. La mayor parte de personas que escogen un protector solar natural lo hacen porque desconfían de este tipo de ingredientes y están buscando reducir la cantidad de químicos sintéticos a los que están expuestos a diario. Como mínimo, los ingredientes activos de los protectores solares químicos han sido puestos bajo escrutinio por sus posibles perjuicios en la salud de las personas (como disruptores endocrinos, por ejemplo).
  • Reducción del impacto negativo en el medio ambiente. Hay evidencias que muestran que los protectores solares químicos están contaminando el medio ambiente. Un día de hoy hay una preocupación creciente por las consecuencias que está teniendo en el medio marino y, más concretamente, en los arrecifes de coral. De hecho, desde enero de 2021, Hawaii ha prohibido la venta y el uso de los protectores solares con ingredientes activos oxibenzona y octinoxato, muy comunes entre los protectores solares químicos.
  • Los protectores solares químicos pueden irritar la piel. Los protectores solares químicos sí permiten la absorción de rayos ultravioleta, lo cual genera una reacción fotoquímica con los ingredientes activos del protector solar, que finalmente se transforma en calor que se disipa de la piel. Este proceso es más agresivo que el utilizado en los protectores físicos (que bloquean la penetración de los rayos UV en tu piel y en el que no existe ninguna reacción fotoquímica), por lo que es más susceptible a irritaciones u otras reacciones en la piel.