Ir a contenido

Bálsamo Calmante

€32,95
SKU

Bálsamo Calmante de Akame

Este bálsamo calmante es el aliado perfecto para todo tipo de pieles, especialmente las más delicadas y sensibles. Entre sus valiosos activos botánicos, son tres los que marcan la diferencia: bisabolol, squalane y biosaccharide Gum-1, por sus propiedades altamente calmantes, regeneradores y cicatrizantes. No contiene ni perfumes ni aceites esenciales.

Este bálsamo se puede emplear de dos maneras gracias a su formulación: como bálsamo de limpieza, perfecto para pieles sensibles por sus activos calmantes o como mascarilla hidratante-relajante.

Método de aplicación:

Recomendamos el uso del bálsamo calmante como mascarilla 1 o 2 veces por semana. Sobre la piel limpia aplicar una cantidad suficiente para dar cobertura al rostro y deja actuar de 10 o 15 min. Finalmente aclarar con agua tibia o con una toallita húmeda.

Para una limpieza más completa aplicar el bálsamo sobre el rostro seco con un suave masaje. Aclarar con agua tibia o con una toalla húmeda.

Ingredientes principales:

Bisabol: Es un gran principio activo anti-inflamatorio y calmante procedente de las sustancias liposolubles de la manzanilla.
El Bisabolol tiene también efectos regenerante, bacteriostáticos y acelera procesos curativos.
Ideal para pieles irritadas.

Squalane: Se trata de un lípido vegetal procedente de la oliva, con una estructura molecular muy similar a la de los lípidos de la piel. Debido a su gran afinidad natural con la piel se absorbe fácilmente sin dejar residuos grasos. Eficaz y emoliente, el escualano se utiliza para ayudar a proteger la barrera cutánea y retener la hidratación, para conseguir una piel más suave y tersa.

Biosaccharide Gum-1: Es un principio activo cosmético con propiedades reparadoras que hidrata y calma la piel. Proporciona una hidratación de larga duración a través de la fijación del agua a la epidermis y la formación de una película humectante que no llega a ser oclusiva. Esa película da como resultado un tacto suave y deslizante en la piel sin dejar brillo ni sensación glutinosa.

Sus principales propiedades son la hidratación a corto y largo plazo, regenerando la barrera de la piel y estimulando la renovación celular. Posee efecto calmante y antiinflamatorio.

Malva: La malva ejerce una apreciable actividad reguladora de la pérdida transepidérmica de agua (la cantidad de agua que pasa del interior del cuerpo a la atmósfera a través de procesos de difusión o evaporación). Esto se debe, principalmente, al contenido de mucílagos (solución de algunas plantas) de sus flores.
Los mucílagos son capaces de absorber y retener agua mejorando notablemente la capacidad biomecánica de la capa superficial de la piel, a la que le aportan flexibilidad y facilitan su descamación. También pueden influir sobre los lípidos que ejercen la función de barrera del estrato córneo. El extracto de flores de malva es especialmente recomendable a la hora de formular productos cosméticos con acción hidratante, emoliente y calmante.

Si estás embarazada o estas dando el pecho consulta con tu médico si puedes usar este producto.

Ingredientes:

Aqua, Aloe barbadensis Leaf Juice*, Caprylic/capric Triglyceride, Glycerin*, Cetearyl Alcohol, Glyceryl Stearate SE, Prunus amygdalus Dulcis Oil*, Camellia Sinensis Leaf Extract*, Biosaccharide Gum-1, Camellia oleifera Seed Oil*, Olea europaea Fruit Oil*, Calendula officinalis Flower Extract*, Malva sylvestris Flower Extract, Calendula officinalis Extract*, Tocopherol, Bisabolol, Squalane, Sodium Levulinate, Sodium Anisate, Hydrogenated Olive Oil Unsaponifiables, Glyceryl Caprylate, Microcrystalline Cellulose, Xanthan Gum, Glyceryl Undecylenate, Cellulose Gum, Phytic Acid, Benzyl Alcohol, Potassium Sorbate, Sodium Benzoate.

*Procedente de agricultura ecológica. 

77,63% de ingredientes ecológicos.

Capacidad: 100 ml.

En Caredamia encontrarás una gran variedad de productos naturales para el cuidado del cabello, del rostro y del cuerpo. Cosmética natural y saludable.

Esto es lo que pensamos de Akame Belleza Natural en Caredamia. ¡Conócelos más!